Cliente entragando tarjeta de crédito a vendedor que porta un TPV en la mano

Métodos de pago online para comprar por Internet

El comercio online crece año tras año, sobre todo en estos últimos años de pandemia en los que preferimos comprar desde casa antes que ir a tiendas abarrotadas de gente. A la hora de comprar existen multitud de métodos de pagos online, los cuales tenemos que conocer para poder comprar de manera segura.

En este artículo veremos distintas maneras de pago online y cómo son de seguras y fiables.

¿A qué nos referimos con métodos de pago seguros?

Cuando hablamos de seguridad a la hora de comprar online nos referimos a dos aspectos fundamentales, que nos llegue el producto pedido, y que nuestros datos de pago estén seguros.

Asegurar la entrega del producto pedido

Cuando compramos por Internet no podemos ver el producto que compramos hasta que nos llega a casa. Un vendedor malintencionado podría no enviarnos el producto o enviarnos uno que no encaje con la descripción, como una imitación o un producto con características inferiores a las descritas.

Este caso no tiene mucho que ver con los métodos de pago online, más bien con el vendedor. Puedes leer este artículo sobre comprar de manera segura por Internet para tener más información al respecto.

Mantener nuestros datos a salvo

Este es el punto clave de este artículo. Cuando compramos por Internet estamos enviando nuestros datos de pago por la red y podrían caer en malas manos. ¡No te asustes! Comprar por Internet es seguro si tenemos unos conocimientos mínimos y un poco de cuidado.

Existen distintas capas de seguridad que se añaden a los métodos de pago online para que nuestras compras sean seguras y que, en caso de que los datos caigan en malas manos, estos sean inútiles. Algunos ejemplos son los métodos de verificación adicionales, como el sms o las notificaciones del banco, o los datos temporales que usan Apple Pay y Google Pay.

Métodos de pago online seguros

Tarjeta de crédito

Posiblemente sea el método de pago más extendido y también el que más miedo da ya que, si alguien consiguiera nuestros datos, podría hacernos cargos en la tarjeta. Pero con las últimas directivas europeas ahora se necesita un método adicional de autenticación.

¿Qué es un método adicional de autenticación? Un sistema para que, al realizar una compra, el banco pueda confirmar que eres tú el que está usando tu tarjeta. Esto suele estar relacionado con tu teléfono móvil ya sea por que te envíen un código por sms o una notificación a la aplicación del banco.
Con esta verificación es más difícil que alguien pueda usar datos robados de tarjetas de crédito.

Eso sí, hay que tener mucho cuidado con donde metemos nuestra tarjeta de crédito, mientras sean tiendas conocidas y seguras no tiene por que haber ningún problema. Pero si es una web cutre… mejor no comprar nada.

Puede que te preguntes por qué hay tiendas online que, una vez metes la tarjeta, no te piden de nuevo ese factor extra de seguridad, y es que tienen acuerdos especiales con los bancos de manera que ellos asumen los gastos que pueda ocasionar un uso fraudulento de las tarjetas en su plataforma. Para poder hacer esto las tiendas tienen que demostrar su seguridad, el ejemplo más característico es Amazon.

Google Pay / Apple Pay / Samsung Pay

Las grandes empresas tecnológicas han sacado sus propias pasarelas de pago para poder pagar desde sus dispositivos de manera cómoda y segura.

Todas funcionan de manera similar para el usuario. Añadimos nuestras tarjetas a la aplicación correspondiente, soportada por nuestro banco, y todos los pagos que hagamos con este método de pago se cargarán a nuestra tarjeta.

Puedes que te preguntes para qué sirven si al final pagamos con la tarjeta… Pues bien, cuando pagamos en un comercio con estos métodos de pago, se generan datos temporales como una tarjeta virtual con Google Pay o identificadores únicos para la transacción con Apple Pay de manera que el comercio no ve los datos reales del usuario. Así nos aseguramos que si alguien consigue esos datos, sean inútiles puesto que son temporales para esa transacción.

Hay que tener en cuenta que estos métodos de pago también cuentan con un método adicional de autenticación, como la autenticación biométrica (huella dactilar o faceId) del dispositivo.

PayPal

Una de las primeras plataformas de pago online fundada por Elon Musk. Su funcionamiento es bastante simple, te creas una cuenta en la que puedes ingresar y retirar dinero, y con ese dinero puedes comprar por Internet.

Es bastante seguro ya que, cuando vas a pagar con PayPal en un comercio, se genera una transacción, se te redirige a la página de PayPal que es dónde metes tus datos (asegúrate siempre que la url tenga el dominio de PayPal) y cuando se completa el pago se vuelve al comercio, sin que el propio comercio tenga los datos de pago de la cuenta de PayPal.

También tiene factor extra de autenticación cómo los bancos y además puedes usarlo como un sistema prepago, de manera que solamente cargues el dinero que vayas a gastar en la siguiente compra.

Tengo que hacer mención a su política de protección del comprador, que te devuelve el dinero si hay cualquier problema con el producto, siempre bajo algunas condiciones.

Tarjetas virtuales

Existen bancos que te permiten tener tarjetas virtuales. Son tarjetas en las que puedes meter saldo, o que puedes activar y desactivar constantemente. Uno de estos bancos es Revolut, te permite crear tarjetas virtuales que puedes usar para pagar online, que puedes activar y desactivar al momento, ¡y encima puedes añadirlas a Google Pay!

Bizum

Bizum es el método de pago por excelencia para el mercado de segunda mano online. Hay que tener cuidado con el vendedor si es nuevo, o no tiene comentarios y opiniones, y hay que tener en cuenta que el dinero que se envía no se puede recuperar.

Además, si lo estamos usando para vender, hay que tener mucho cuidado con lo que aceptamos en la aplicación, hay una estafa que consiste en que el comprador nos manda una solicitud de cobro, en vez de un envío de dinero, en el que pone de asunto algo que nos haga creer que nos está enviando dinero.

No es exclusivo para pagar entre particulares, ya que cada vez mas empresas españolas lo usan como método de pago, y en ese caso diría que, al menos, es igual de seguro que Google Pay, ya que no estamos entregando nuestros datos bancarios al comercio.

Formas no seguras

A continuación te dejo unos métodos de pago que yo evito siempre a la hora de comprar online, ya sea por que los veo poco seguros o porque son más engorrosos

Transferencia bancaria

Algunos comercios online aceptan transferencias, pero suele ser un método más engorroso, porque puede tardar unos días y hay que verificarla manualmente. Eso sí, es seguro en cuanto a que el pago lo ordenas tú con tu banco y nadie va a poder hacer una transacción en tu nombre.

Contra reembolso

Nunca he comprado a contra reembolso y tampoco me suena haberlo visto como método de pago en las tiendas online en las que he comprado, así que no puedo dar mucha más información aquí.

Western Union

Nunca nunca nunca hagas una compra por Western Union. Es como enviar el dinero en un sobre sin conocer a quién se lo envías. Aquí tienes sus preguntas frecuentes de protección al consumidor.

Existe mucho estafador en Amazon que pone productos caros muy rebajados y que, cuando compras el producto, intenta que le envíes el pago por Western Union u otro método de pago externo a Amazon. Nunca lo hagas y si te encuentras a un vendedor así denúncialo en Amazon.

Conclusiones

Comprar por Internet es seguro pero no nos podemos fiar de cualquiera. En tiendas online grandes y conocidas la seguridad siempre será mayor, y si vamos a comprar en una tienda pequeña que no conocemos, tenemos que prestar mucha atención al modo de pago, dando cuantos menos datos mejor.

¿Tienes alguna duda?¿Algún comentario sobre algo que se me haya pasado? Compártelo en los comentarios.

chevron_left
chevron_right

Únete a la conversación

comment 1 comentario
  • Kivole

    Hola. Os podemos contar de primera mano que el método de pago contrar reembolso es seguro para el cliente y sí lo utilizamos algunas tiendas. El cliente paga al transportista en el mismo momento de recibir en su casa el pedido, por lo que no asume ningún riesgo de pago online. El único inconveniente de este método de pago es que habitualmente el comercio aplica un pequeño recargo (suele ser un porcentaje sobre el precio de compra) por la gestión del pago. Una web muy interesante, un saludo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentario
Nombre
Correo electrónico
Web